Analizar el fenómeno de la movilidad urbana, implica entenderla como práctica realizada en el espacio público. Su regulación y producción es atravesada por el ámbito de lo político. Emerge así la bicicleta como un objeto que permite el reencuentro entre la ciudad, el cuerpo y la movilidad a partir de una relación dialógica. Aquí, son las personas que se desplazan cotidianamente en bicicleta por la ciudad las que suscitan el interés intelectual y el debate político acerca de la vida urbana. Desde esta orientación, este monográfico también intenta recoger estudios que intenten comprender la diversidad de sentidos que confieren a la acción los actores sociales e instituciones públicas en el proceso político de la movilidad urbana sostenible; y cómo ello influye en la conformación intersubjetiva del imaginario de la práctica ciclista.
Publicado: 2016-09-02

Artículos